miércoles, 17 de febrero de 2016

Mujeres médico en la Baja Edad Media Española

Se sabe que en la Baja Edad Media existían mujeres que ejercían de médicos en la Corona de Aragón. Entre las mujeres que se dedicaban a ofrecer asistencia sanitaria destacan, claramente, las ginecólogas y parteras, entre las cuales tenían más prestigio aquellas mujeres que eran de orígen judío, cinco de las cuales fueron médicos de la família real. Se conoce también el nombre de la cirujana real, Cahut de Valencia, documentada en el año 1332. Igualmente se conocen otras mujeres judías autorizadas para ejercer de médicos, por orden expresa del rey Pedro III de Aragón. Entre estas mujeres médico destacan: Ceti de Valencia, Floreta Sanoga, Bellaire de Lérida, Plana de Lérida, Reginó de Barcelona y Bonanda de Valencia.

De los tiempos de Juan I de Aragón, a finales del siglo XIV, se conoce el caso de Francisca de Barcelona, viuda del marinero Berenguer Sa Torra; Blanca de Barcelona y Rebeca Delofeu. Estas mujeres además de atender a los partos, tenían autorización para prescribir medicamentos y tratar todo tipo de patologías en mujeres, hombres y niños.

En tiempos del rey Martín el Humano, en el año 1407, se encuentra documentada Margarita Tornerons, una famosa y reputada cirujana de la ciudad de Vich. Años después, se pueden encontrar documentadas las autorizaciones para ejercer la medicina dirigidas hacia Antonia de Santa Sofía y una tal Donna Antonia. En estos dos últimos casos, cabe destacar que no se hace referencia a que ninguna de las dos mujeres haya recibido algún tipo de formación más allá de la práctica.

A partir del siglo XVI hasta el XVIII, no se documenta ninguna mujer médico, limitándose su papel al de partera, siendo nombradas en los registros eclesiásticos en ocasiones de bautizos de urgencia, hechos en recién nacidos con riesgo inmediato de muerte. Algunas parteras aparecen esporádicamente en los registros, mientras que otras tienen una larga trayectoria en una misma población. 

En el siglo XVIII, encontramos a Josefa Amar, una médico aragonesa de la época de la Ilustración que, por sus méritos académicos, fue escogida como "Socia Libre de la Academia Médico-Práctica de Barcelona", precursora de la Real Academia de Medicina de Cataluña.



No hay comentarios:

Publicar un comentario