lunes, 19 de octubre de 2015

Esposa del dios

El título de Esposa del dios fue el máximo apelativo que podía alcanzar una mujer de la nobleza del Antiguo Egipto. En muchos casos, ser "Esposa del dios" incluía más títulos rituales como el de "Divina Adoratriz" o "Mano del dios", además de la administración del gran patrimonio del Templo de Amón en Tebas. Este título era una muestra de la importancia del dios Amón, y sus posesiones eran administradas con su propio aparato oficial. Durante el Imperio Nuevo, que fue cuando éste título alcanzó su máxima importancia, este título equivalía a demostrar el origen real de la mujer que lo portaba, el poder de su sangre y la legitimidad de su descendencia. Como no todas las reinas egipcias de la época gozaron de esta elevada distinción, las afortunadas por descender de una mujer portadora del título de Esposa del dios eran siempre las escogidas para dar a luz a los futuros reyes del Antiguo Egipto, por encima del resto de las mujeres del harén real. Normalmente, estas mujeres eran portadoras del título de Gran Esposa Real

Funciones.


Una serie de escenas registradas en el Templo de Hatshepsut muestran a la Esposa del dios y a un sacerdote masculino experimentando un ritual que parece estar dedicado a destruir los nombres de los enemigos. Otras escenas muestran a la Esposa del dios venerando a los dioses, para ser purificada en el lago sagrado y seguir al rey en el santuario. Esto muestra la importancia de su papel, pero proporciona poca información sobre las tareas y funciones reales de la Esposa del dios.

Hatshepsut empleó el poder y la influencia asociados con su título de Esposa del dios como una base de poder para su elevación eventual a la realeza doble al lado del faraón Thutmose III. Después de su reinado, el poder y el prestigio de la Esposa del dios fueron disminuyendo, hasta la Dinastía XIX, cuando una hija de Ramsés VI, Aset, obtuvo el título de Esposa del dios así como el de Divina Adoratriz de Amón.

La Dinastía de las Esposas del dios:


  • Ahhotep: esposa del rey Seqenenra de la Dinastía XVII. Fue uno de los motores de lucha contra la invasión de los hicsos.
  • Ahmose-Nefertari: es considerada la matriarca de la Dinastía XVIII, el ser descendiente suya era un gran honor y un requisito imprescindible de todo candidato al trono era casase con una mujer de su linaje.
  • Sitamón: hija primogénita de Ahmose-Nefertari. Falleció antes de tener descendencia, pasó el título de Esposa del dios a su hermana.
  • Ahmose-Meritamón: como su hermana, tampoco tuvo descendencia, pese a ser la Esposa del dios y la Gran Esposa Real de Amenhotep I.
  • Ahmose-Sitkamose: fue descendiente de Ahmose-Nefertari e hija del faraón Kamose y se le otorgó el título de Esposa del dios en memoria de este monarca.
  • Hatshepsut: aunque su madre Ahmose no ostentó nunca el título, éste le fue transferido a ella mientras fue la Gran Esposa Real de Thutmose II. Cuando se autoproclamó faraón, traspasó toda su titulación femenina a su hija.
  • Neferura: fue la hija de Hatshepsut. Ella falleció joven y sin tener descendencia, por lo que la rama se interrumpe por segunda vez. A partir de entonces, muchas de las siguientes Esposas del dios ni siquiera tuvieron la sangre de Ahmose-Nefertari.
  • Isis: fue una concubina real, madre de Thutmose III. Éste le otorgó el título de Esposa del dios cuando fallecieron Hatshepsut y Neferura, lo que sin duda fue una gran ofensa para la familia real, pues ésta mujer no tenía ni una pizca de sangre real.
  • Sitah: primera Gran Esposa Real de Thutmose III. Fue hija del la nodriza de este rey y, por consideración a ella, él también le regaló el título de Esposa del dios, algo impropio para sus orígenes.
  • Hatshepsut Meritra: Segunda Gran Esposa Real de Thutmose III y madre del faraón Amenhotep II. El título de Esposa del dios le fue otorgado por su hijo, no por su marido. Se cree que ella fue hija de Hatshepsut y que, por ello, Thutmose III nunca quiso halagarla con este título.
  • Meritamón: hija de Hatshepsut Meritra y hermana-esposa de Amenhotep II. Falleció antes de tener descendencia y, una vez más, la línea sucesoria de las Esposas del dios quedó interrumpida.
  • Tiaa: fue una esposa secundaria de Amenhotep II y madre del faraón Thutmose IV. Como en los casos de Isis y Hatshepsut Meritra, el título de Esposa del dios le fue otorgado cuando su hijo alcanzó el trono. Se cree que fue la última mujer en ostentar este título en la Dinastía XVIII.
  • Mutemuia: fue una esposa secundaria de Thutmose IV y la madre de Amenhotep III. Fue la última reina en ostentar el título de Esposa del dios, pues se sabe que las reinas posteriores a ella (Tiy, Nefertiti, Meritatón, Anjesenamón, Tey...) no volvieron a emplearlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario