martes, 27 de enero de 2015

La ciencia en Al-Andalus

La ciencia en Al-Andalus alcanzó un alto grado de perfeccionamiento, superior al resto de Europa durante la Edad Media. El florecimiento de la ciencia y del conocimiento en Al-Andalus se produjo, en primer lugar, en el Califato de Córdoba para después, en el periodo de taifas, extenderse por todos los territorios de Al-Andalus. Durante el Califato destacaron fundamentalmente en las áreas de astronomía y medicina aunque, en menor medida, hubo estudiosos de la farmacopea, la alquímia, la agricultura, la botánica, las matemáticas, la ingeniería hidráulica, etc.

Propagación de la ciencia.

Gracias al uso del papel (que permitía hacer copias económicas), en el mundo andalusí hubo una gran abundancia de libros, ya que estos no eran un producto de lujo como solía serlo en el resto de Europa, donde se escribía en cuero (no conocían el papel). 

Esta gran abundancia de libros y la alfabetización, comparando de nuevo con el resto de Europa, hará que haya un gran número de bibliotecas. La más conocida es la Biblioteca de Al-Hakam II de Córdoba, que contenía unos 400.000 volúmenes.


Astronomía.

La astronomía se centra, fundamentalmente, en la elaboración de precisas tablas astronómicas, métodos geométricos y trigonométricos y la elaboración de instrumentos de medida: astrolabios, eucatorios, azafeas, nocturlabios, etc. Algunos de los instrumentos, como el astrolabio, alcanza un alto grado de refinamiento y precisión. 

Algunos de los astrónomos andalusíes más célebres son: Ibn Aflah (autor del Libro de Astronomía) y Ibn Jalaf.


Medicina.

La medicina, unida a la farmacopea, fueron alcanzando niveles máximos cuando, en el año 1126 dC, nace Averroes (en Córdoba). Cabe destacar que cierta parte de los médicos eran cristianos o hebreos con nombres árabes, estos médicos hacían sus funciones en los hospitales y junto a los califas. En la medicina andalusí existía un concepto para determinar el nivel de experiencia en la ejecución de las labores médicas:

  1. Hakim: sabio, era el máximo grado en medicina.
  2. Tabib: médico.
  3. Mutatab: el aprendiz ayudante del Tabib y del Hakim.
Los primeros médicos conocidos del período andalusí fueron: Harets, En-Nadr y Ibn abi Rabitha. Uno de los percusores de la cirugía es Abul Qasim Khalaf ibn al-Abbas al-Zahrawi (más conocido como Abulcasis), fue conocido por elaborar una enciclopedia médica llamada: Al-Tasrif, el tomo de cirugía es especialmente detallado, describe como quitar piedras del páncreas, operaciones oculares, del tracto digestivo, etc. Otros médicos andalusíes fueron: Arib Ibn Said (que puso remedios a determinadas enfermedades infecciosas), Al-Gafiqi, Ibn Jazla, Al-Baitar, Ibn Samajun, Mamónides, Avenzoar, Abu Marwan ibn Zuhr.

Algunos de los médicos andalusies fueron influenciados por médicos del entorno árabe y persa como Al-Razi y Avicena.



No hay comentarios:

Publicar un comentario