martes, 30 de diciembre de 2014

El efecto nocivo de las cremas blanqueadoras.


Muchas personas de tez oscura desean tener un cutis más claro y, por el contrario, hay muchas mujeres de cutis claro desean tener una tez más morena. Los productos cosméticos destinados a modificar o alterar la coloración de la piel han visto elevarse su mercado gracias a la elevada demanda de este tipo de cremas. En el mercado existen todo tipo de lociones, cremas y tratamientos para realzar o modificar la coloración de la piel. Sin embargo, las empresas cosméticas que fabrican productos destinados a blanquear la piel, no suelen informar a sus clientes de los potenciales daños que este tipo de productos pueden provocar en la piel, a largo y a medio plazo.


La idealización de la piel blanquecina como ideal de belleza se encuentra dramáticamente en aumento en las poblaciones de los países de Oriente y Oriente Medio. Las suegras anhelan novias de tez clara para sus hijos; los hombres, jóvenes y ancianos, prefieren a las mujeres de tez clara. Este ideal de belleza ha llegado hasta tal extremo, que las mujeres  de todos los niveles socio-económicos llegan a extremos completamente increíbles para conseguir una piel más clara.

Así pues, el uso de cremas blanqueadoras está aumentando de forma dramática en estos países.

Se usan muchas técnicas para blanquear la piel, incluyendo: el blanqueo químico de piel, las cremas blanqueadoras, jabones blanqueadores corrosivos, píldoras, tratamientos con láser e, incluso, la cirugía. 

La piel de algunas mujeres orientales tiene una capa de piel superficial más compacta que las mujeres occidentales, con niveles más elevados de melanina, con unos melanosomas de mayor tamaño que hacen que la degradación y dispersión de los melanosomas sea más lenta que en la piel blanca, también produce más melanina en respuesta a la luz UVB que la piel blanca, A causa de esta protección de melanina, la piel de las mujeres orientales tiende a tener menos arrugas.

Por tanto, los productos creados para "blanquear" la piel pueden afectar a la genética de la piel de las mujeres orientales y destruir los elementos naturales que la integran y la protegen. Hay una gran cantidad de productos cosméticos, creados con el fin de blanquear la piel, que tienen sustancias químicas que pueden llegar a ser muy nocivas para la piel de las personas.

Estas son algunas de las sustancias químicas peligrosas que pueden contener los productos destinados a "blanquear la piel":

  • Hidroquinona: es el ingrediente más comun. Se usa en cosméticos, tintes para el cabello y en ciertos preparados médicos. Debido a que es considerado un posible carcinógeno (sustancia que estimula la producción de células cancerígenas) y puede causar graves problemas respiratorios, está prohibida en: el Reino Unido, los países integrantes de la Unión Europea, Canadá y Japón.
  • Mercurio: Muchas cremas destinadas a aclarar la piel contienen este producto, por lo general en forma de Cloruro de Mercurio o Amoniaco de Mercurio, que es un potente carcinógeno. Los niveles tóxicos de mercurio pueden inducir a una grave intoxicación, puede causar daños neurológicos y renales, y también es un producto capaz de potenciar los trastornos psiquiátricos. En las mujeres embarazadas puede causar deformaciones graves del feto.
  • Alfa Hidroxi Ácidos: Se suelen encontrar en los exfoliantes químicos faciales, estos no se deben usar sin el estricto control de un profesional sanitario, ya que pueden causar muerte por sobredosis.
  • Arsenico: Seguro que al leer esta palabra directamente has pensado "veneno", que es exactamente lo que es. Ciertas cremas y productos blanqueantes también contienen este elemento químico.

La Hidroquinona o el Mercurio aplicados sobre la piel reaccionan con la luz solar  y se oxidan, dando lugar a un aumento de la pigmentación de la piel, envejecimiento prematuro y la pérdida de la barrera de protección natural que tiene la piel.

Por tanto, cuanto más producto se aplica sobre la piel, aparecen manchas más oscuras, y esto se convierte en un círculo vicioso. Mediante la alteración de la estructura natural de la piel y la inhibición de la producción de melanina, que es la protección natural contra los rayos UVB, la persona es más susceptible de padecer cáncer de piel.

El uso prolongado de productos cosméticos, elaborados a base de Hidroquinona, espesa las fibras de colágeno que dañan los tejidos conectivos. El resultado es una piel con manchas ásperas y de aspecto irregular.

El Mercurio se acumula lentamente dentro de los capilares, eliminando la pigmentación natural y dejando bandas de pigmento girs/azul en los pliegues de la piel. A largo plazo, el producto puede llegar a dañar órganos vitales, conducir a una insuficiencia renal y hepática o a una intoxicación por mercurio.

Al usar cualquier producto blanqueador de la piel, y si no se usa ningún tipo de protección solar, la piel tendrá manchas cada vez más oscuras, ya que se ha bloqueado la creación de melanina, que es la encargada de proteger la piel de los rayos UVB.

Muchas de estas cremas son fabricadas en la India, Pakistán, China y Marruecos.

Cremas con venta prohibida en la UE por su alto contenido en Mercurio y Hidroquinona.

  • Crema y jabón Jaribu. Procedente de Guangzhou, China:

  • Crema y jabón Mekako. Procedencia: China.

  • Crema blanqueadora Amira. Procedencia: Marruecos.

  • Crema blanqueadora Tura. Procedencia: India.

  • Crema blanqueadora Yesako. China.
  • Crema blanqueadora Shirley.

  • Crema blanqueadora Kiss

  • Crema blanqueadora Nadinola.
  • etc



No hay comentarios:

Publicar un comentario