martes, 4 de febrero de 2014

La ley Goda o Liber Iudiciorum. Leyes de la Edad media Española.

El Liber Iudiciorum fue un conjunto de leyes elaborada por los visigodos, de carácter territorial, creada por el rey Recesvinto y promulgado en el año 654 dC. También es conocido como El Código de Recesvinto, Libro de los Jueces, Liber Iudicum, Liber Gothorum, Fori Iudicum y Forum Iudiciorum. Es la gran obra legal del pueblo visigodo.

Esta gran obra recoge el derecho romano posclásico con el derecho canónico. 

Estructura y contenido


Libro 1.

  1. El legislador y la ley: el derecho a legislar corresponde al rey y los Obispos son los órganos consultivos. La ley obliga a todos, sin distinción de clase social (incluyendo al rey), condición, sexo o edad.
  2. Derecho de gracia: el rey podía conceder gracias e indultos, salvo las limitaciones establecidas para los casos de traición.
  3. Distinciones legales entre esclavos y libres: se distingue entre siervos (esclavos) y hombres libres. Entre los esclavos se fijan tres categorías:
    1. Siervos de la corte.
    2. Siervos de la Iglesia.
    3. Siervos de los particulares.
  4. Características de las personas físicas: se establece una definición de personas físicas. Se considera persona física la que ha nacido y vivido, por lo menos, 10 días y ha recibido el bautismo.
  5. Minoría de edad: se es menor de edad hasta los 15 años, hasta los cuales se precisa de un guardia (tutor legal) en caso de faltar el padre.
  6. Manumisión de esclavos: la manumisión de esclavos se hacía mediante un ritual con intervención de un sacerdote y dos testigos.

Libro 2.


  1. Carbos subsistentes: los cargos godos continúan existiendo:
    1. Los duces provinciales (duques).
    2. Comes (condes).
    3. Thiufadus (Generales).
    4. Thiufadi (sub-alternos de los Generales).
  2. Cargos judiciales: los condes son los que administran la justicia, los Thiufadus actúan como jueces militares. Se crea el cargo de Pacis Adsertor para que observe, en nombre del rey, determinados casos. También se crea el cargo de Numerarius que juzgaban casos de naturaleza indefinida.
  3. Pleitos contra el Tesoro: los casos contra el Tesoro deben ser presentados ante el conde o el Thiufadi.
  4. Jurisdicción y nombramiento: todos los jueces existentes pueden atender tanto casos civiles como criminales. Su nombramiento corresponde al rey y el encargado de vigilar el trabajo del juez es el Duce (duque).
  5. Juicios de sacerdotes y diáconos: en algunas ocasiones, los sacerdotes y los diáconos actúan como jueces en pleitos entre laicos, pero sólo lo pueden hacer en casos excepcionales y con el permiso del Obispo.
  6. Faltas de respeto a los tribunales: Si un acusado no comparece ante el juez que lo ha convocado, tendrá que pagar 5 sueldos al juez y otros 5 al acusador para compensar el retraso, si el acusado carece de bienes para pagar recibirá 50 latigazos. Si el que deja de comparecer es el Obispo o su representante debe pagar 20 sueldos al juez y 30 al acusador pero, en este caso, el juez del tribunal, el conde o el duque podían perdonarle el pago. Sin embargo, si el acusado era de un cargo eclesiástico menor, recibía el mismo castigo que los acusados laicos.
  7. Indemnización para los que ganaban un pleito: los que perdían un pleito debían pagar al acusado, cuya culpa no resultaba probada, una indemnización de 5 sueldos.
  8. Supresión de los cargos romanos: desaparecido el derecho romano ya no era necesario administrar justicia según las leyes romanas. Desaparece el Gobernador Provincial o Iudex, persistiendo el defensor. Las funciones del Gobernador Provincial son asumidas por el Conde de la ciudad y las del defensor por los Thiufadus, que ahora reúnen funciones judiciales y militares. El defensor solo existe para los casos menores. 
  9. Castigos a los Jueces: se establecen los castigos para los jueces prevaricadores y para los que se niegan a dictar sentencia o demoran el fallo.
  10. Costas judiciales: los costes del juicio se encuentran entre el 5% y el 10% del valor del litigio.
  11. Procuradores: sólo son necesarios en caso de que el litigio sea del rey o el obispo contra un hombre libre pobre.
  12. Procedimiento: el procedimiento es oral.
  13. Pruebas: en los juicios civiles las pruebas son:
    1. Los testigos (hombres libres mayores de 14 años).
    2. Documentos.
    3. Juramentos.
  14. Recursos: las sentencias del juez podían ser recurridas ante el conde y, después, ante el rey. Cuando se produce una apelación, el juez que ha dictado la sentencia debe reunirse con el obispo y el obispo le comunica su parecer al rey, quien decide el resultado del pleito.
  15. Testamentos: el testamento puede otorgarse por escrito (con la firma del testador, la firma de dos o más testigos) y podía otorgarse también por declaración verbal de la voluntad del testador ante 2 o más testigos. El testamento debe ser presentado ante un juez o un obispo y los testigos deben ratificarlo. 

Libro 3.


  1. Matrimonios mixtos: se aprueban los matrimonios entre godos y romanos. Se prohíben las uniones matrimoniales entre personas libres y esclavos.
  2. Derechos de los padres: el padre no puede dar en prenda a sus hijos, ni abandonarlos, ni venderlos, ni matarlos. En caso de extrema deshonestidad, se puede matar a las hijas.
  3. Divorcio: el divorcio está permitido en caso de adulterio. En tal caso, el divorciado (o ambos) pueden tomar estado eclesiástico en pleno consentimiento. Si el marido es hecho esclavo, el matrimonio se disuelve de hecho pero no deja de existir el vínculo. En caso de sodomía o si el marido incita a la mujer al adulterio, el matrimonio desaparece por completo-
  4. Régimen económico matrimonial: Es el régimen de gananciales a partir del matrimonio. Las compras y mejoras de bienes durante el matrimonio son comunes. Los bienes heredados son exclusivos de la persona que los hereda. También son privativos los bienes que recibe uno de los cónyuges con la prestación de un servicio, donados por el rey o por el señor feudal.
  5. Esponsales y ósculo: la celebración del matrimonio obliga a la previa celebración de los esponsales. Una vez realizados los esponsales, debe celebrarse el vínculo matrimonial en un plazo de dos años. Si el varón fallece antes de la boda y ha mediado un ósculum (es decir, los si los novios se han besado), la novia retiene la mitad de las arras entregadas en los esponsales.
  6. La morgingebae: el hombre noble debe entregar a su prometida, si ésta es virgen, una dote de 1.000 sueldos, 10 esclavos varones, 10 esclavas jóvenes y 20 caballos.
  7. Disolución de uniones en ciertos casos: los obispos y jueces tienen la obligación de separar parejas en el caso de que el varón sea sacerdote, diácono o sub-diácono. El culpable es entregado al obispo para ser juzgado según el derecho canónico y la mujer debe recibir 100 latigazos y ser vendida como esclava. Si los obispos no pueden poner fin a la situación, deben avisar al rey.

Libro 4.

  1. Bienes gananciales a la disolución: al fallecimiento de un cónyuge, o la disolución del matrimonio, los gananciales no se dividen por la mitad, a no ser que ambos cónyuges hayan aportado la misma cantidad de bienes.
  2. Sucesiones testadas: en las sucesiones testadas se respeta la voluntad del testador.
  3. Sucesiones no testadas: las sucesiones sin testamento pasan a los descendientes del fallecido, si el fallecido no tiene descendientes, pasan a los ascendientes. Si el fallecido no tiene ascendientes vivos, pasa a los familiares hasta séptimo grado. 
  4. Derechos legitimarios: la legítima corresponde a los hijos o a los nietos, a falta de todos ellos, no existe una herencia forzosa. 

Libro 5.

  1. Compra-venta: las compras y ventas deben hacerse por escrito o mediante la entrega de los precios a testigos.
  2. Auto ventas: una persona física puede venderse a sí mismo.
  3. Redención de esclavitud: el hombre libre que es vendido como esclavo, puede recobrar su libertad pagando el precio de su venta.
  4. Arriendos y sub-arriendos: se reconoce el derecho de arriendo y sub-arriendo.
  5. Intereses: el interés legal se fijaba en el 12.5%. En productos de primera necesidad, el interés puede alcanzar hasta un tercio de lo recibido.
  6. Prenda e hipoteca: se conocen como Penno. No se puede dar en prenda todo el patrimonio ni puede establecerse una prenda sobre una persona determinada.
  7. Pérdida de atribuciones de las Curias: una parte de las funciones de los consejos locales son suprimidas. Éstas funciones son:
    1. La captación de impuestos.
    2. La administración de la ciudad y del territorio circundante.
    3. Nombramiento de guardianes.
    4. Cuestiones de justicia local.
    5. Llevar el registro de las donaciones de tierras y propiedades.
    6. Cuestiones relativas a los bienes y los derechos de los menores.
  8. Cargos municipales: se crean cargos como:
    1. Curador: encargado de supervisar las finanzas locales.
    2. Cuestor: encargado de recaudar los impuestos.
    3. Edil: encargado de la administración de la ciudad.
    4. Duunviro: encargado de los asuntos políticos de la ciudad y de realizar los censos.

Libros 6, 7 y 8.

  1. Derecho penal: Si un juez es sospechoso de corrupción, debe juzgar junto con el obispo, y el litigante puede apelar ante el rey en caso de estimar injusta la sentencia. Se regulan las denuncias y acusaciones de delitos graves susceptibles de pena de muerte o confiscación de bienes. Si la acusación resulta no probada o falsa, el acusador es sometido a la Ley del Talión, o es esclavizado por el acusado.
  2. Juicios de Dios: solo se emiten en casos criminales. En este caso el enjuiciado es sometido a tormento y al juramento compurgatorio. Se prohíben los duelos, los juicios con agua hirviendo u fuego.
  3. Penas: las penas más frecuentes son las pecuinarias y los azotes. Las penas por hurto, falsedad y otras, son:
    1. Las multas económicas. El que no puede pagar la multa es esclavizado por el perjudicado.
    2. Pena de muerte para los casos de homicidio. Azotes y confiscación de bienes para los casos de perjurio. 
    3. Pena de muerte a las mujeres y/o medicus que provocan abortos, a los oficiales que envían a sus soldados a luchar y ellos mismos eluden la batalla, para los esclavos saqueadores de tumbas, para el esclavo que ha violado a una mujer libre y la traición.
    4. Esclavitud en el caso del adulterio, pero si la adúltera es la mujer, el marido puede darle muerte.
    5. Ley del Talión, en el caso de que se provoquen daños y lesiones premeditadas.
    6. 40 latigazos para el esclavo que se muestre irreverente con un hombre ilustre.
    7. La nobleza no puede ser torturada excepto si se ha cometido: traición, homicidio o adulterio.
    8. Devolver nueve veces el valor de lo robado y 100 latigazos para los hurtos menores.
    9. Amputación de un dedo para los delitos de falsificación de documentos reales.
    10. Castración y destierro para los homosexuales.
    11. 100 latigazos para el hombre libre que viole a una esclava de otro hombre libre.
    12. Pena de muerte para el esclavo que injurie a su amo.
    13. Destierro de 3 años para el hombre libre que mutile o deje lisiado a un esclavo suyo sin justificación alguna.
    14. El que consulte a un adivino para saber el futuro (esto incluye al rey), es azotado, sus bienes confiscados y es esclavizado; el adivino corre la misma suerte. Si el culpable es un esclavo, es torturado y vendido fuera del reino.
    15. Aquellos que practiquen la magia recibirán 200 latigazos y serán sometidos a la decalvación pública. 

Libro 9

  1. Derecho de asilo: los culpables de homicidio o de magia no pueden refugiarse en las iglesias; si lo hacen, sus perseguidores (de acuerdo con el Obispo), deben jurar que no lo matarán, tras lo cual pueden arrestarlo, en cuyo casó será cegado. Los demás delincuentes o deudores solo pueden acogerse a sagrado si no llevan armas (pues, en el caso de que lleven armas, pueden ser entregados a sus perseguidores) y solo pueden ser arrestados previa autorización del Obispo. Los deudores asilados pueden ser detenidos previa autorización del Obispo y después de que el acreedor prometa no hacerles daño, a cambio, el moroso debe prometer pagar sus deudas en un plazo determinado, promesa que se hace ante un miembro del clero, presbítero o diácono.

Libro 10


  1. División de tierras: las tierras que se romanos y godos se reparten por la mitad.
  2. Adquisición de la propiedad: la propiedad mueble o inmueble puede adquirirse por herencia, por ocupación bélica, por accesión, por caza, por pesca, por compra y por donación (real, del señor feudal, de familiares o de particulares).
  3. Prescripción: la prescripción, en general, es a los 30 años y, como excepción, a los 50, esto refiriéndose a las tierras. Los esclavos huidos pueden ser reclamados durante 30 años y se consideran libres a los 50 años, pero este límite no afecta a los esclavos del Tesoro.

Libro 11.

  1. Leyes mercantiles: todo el derecho mercantil es muy limitado.

Libro 12

  1. Ley contra la herejía: todo habitante del reino (incluyendo al rey) o extranjero que esté de visita en el reino, que hable contra la fe católica o tenga pensamientos heréticos, será desterrado y se le confiscarán todos sus bienes.
  2. Ley contra los conversos renegados: queda prohibido a todo judío converso que haya sido bautizado, abandonar la fe cristiana, atacarla de hecho o de palabra y emigrar para escapar de ella; tampoco puede atacar de hecho o de palabra ninguna parte de la profesión de fe que se exige a los conversos. El incumplimiento de esta ley está castigado con la pena de muerte en la hoguera o por lapidación, llevada a cabo por otros judíos conversos.
  3. Ley contra la Pascua Judía, el Sábado Judío y las bodas judías: queda prohibida la celebración de la pascua judía, el sábado judío y de las bodas que no sean de otro rito que el católico. El incumplimiento de esta ley está castigado con la pena de muerte en la hoguera.
  4. Prohibición de la circuncisión: la práctica de la circuncisión queda prohibida. Aquel que practique la circuncisión será castigado con la pena de muerte en la hoguera.
  5. Normas alimenticias de los judíos: los judíos no pueden cumplir con sus normas alimenticias, pues si lo hacen serán quemados en la hoguera.
  6. Testigos judíos: ningún judío, ni siquiera siendo judío converso, puede testificar contra un cristiano, ni aunque el cristiano sea esclavo. Los judíos pueden iniciar acciones legales contra los cristianos (libres o esclavos) ante un juez cristiano. Los hijos de judíos conversos pueden testificar contra un cristiano solo si la fortaleza de su fe católica y su honradez están acreditadas. El judío que testifique es castigado con la pena de muerte en la hoguera.
  7. Quebrantamiento de las conversiones: el judío converso que quebrante los compromisos contraídos al convertirse será castigado con la pena de muerte por lapidación.
  8. Otros aspectos contrarios a los judíos: queda prohibido procesar a un judío en sábado y los rabinos pueden intervenir en pleitos civiles entre judíos, pero las decisiones de estos no serán imperativas como si hubieran salido de un tribunal secular ordinario.
  9. Gracia real a los judíos: si el rey decide perdonar a algún judío culpable del quebrantamiento de alguna ley, el judío se convertirá en esclavo de la persona a la que el rey tenga a bien obsequiarlo y no puede ser manumitido, sus propiedades serán confiscadas y repartidas por el rey a su conveniencia.
  10. Prohibición de ayudar a los judíos: toda persona que ayude a los judíos a seguir en sus creencias, o a los conversos a retornar a su antigua fe o atacar a la fe católica, pública o secretamente, será excomulgado y se le confiscarán una cuarta parte de sus bienes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario