sábado, 25 de enero de 2014

Receta Jabón casero de lavanda

El jabón artesanal de lavanda tiene propiedades relajantes. Es muy apropiado para el baño o la ducha antes de ir a dormir. También es ideal para las manos ya que protege y suaviza la piel, además de cicatrizar la piel agrietada. 

Ingredientes.

- 210 ml de agua.
- Flores de lavanda fresca
- 85 gr de sosa cáustica.
- 680 ml de aceite de oliva.
- Aceite esencial de lavanda

Elaboración

1. Prepara una infusión de lavanda con los 210 ml de agua y 2 cucharadas de flores frescas de lavanda. Deja enfriar la infusión y vierte la mezcla en un barreño o un recipiente de plástico.
2. Pon el barreño en un lugar ventilado o bien debajo de la campana extractora y ponte una mascarilla o un trapo que tape la boca y la nariz, también ponte guantes. Añadir poco a poco la sosa cáustica y mezclar con un cucharón de madera hasta que se disuelva.
3. Vierte el aceite de oliva poco a poco y remueve hasta que la mezcla comience a espesarse.
4. Añade el aceite esencial de lavanda y vierte unas cuantas flores de lavanda.
5. Dejar enfriar durante 15 días. Pasado este tiempo ya puedes cortar y usar el jabón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario