jueves, 12 de diciembre de 2013

Código de Hammurabi

El Código de Hammurabi, creado en el año 1760 a. C. es uno de los códigos legales más antiguos que se han encontrado, y uno de los ejemplares mejor conservados de este tipo de documentos creados en la antigua Mesopotamia. Este código está basado en la aplicación de la Ley del Talión.

Dicho código es, a menudo, señalado como el primer ejemplo del concepto jurídico de que algunas leyes son tan fundamentales que ni un rey tiene la capacidad de cambiarlas. Las leyes, escritas en piedra, eran inmutables. 

Estas leyes son consideradas de origen divino, de hecho, en la talla del código podemos ver representada una imagen en la que el dios Shamash (dios de la Justicia) entrega las leyes al rey Hammurabi. Anteriormente, la administración de la justicia recaía sobre los sacerdotes, pero a partir de la elaboración de este código, pierden tal poder.

Hammurabi ordenó que se pusieran copias de este código en las plazas de todas las ciudades para que todo el pueblo conociera la ley y sus castigos, para lo cual el cuerpo de la ley se expresa en un lenguaje claro, el lenguaje del pueblo. Una de sus leyes es la de "ojo por ojo y diente por diente".

Contenido


Las leyes del código de Hammurabi, legislan de forma particular:

  1. La jerarquía social. Dentro de esta encontramos tres grupos:
    1. Los hombres libres.
    2. Los siervos.
    3. Los esclavos.
  2. Los precios: los honorarios de los médicos varian según se atienda a un hombre libre o a un esclavo.
  3. Los salarios.
  4. La responsabilidad profesional, por ejemplo: un arquitecto que haya construido una casa que se desplome sobre sus ocupantes y les haya causado la muerte es condenado a pena de muerte.
  5. El funcionamiento judicial: la justicia la imparten los tribunales y se puede apelar al rey; los fallos de deben plasmar por escrito.
  6. Las penas: aparece inscrita una escala de penas según el delito cometido. La base es la Ley del Talión.
Se tratan también el hurto y la actividad agrícola, el daño a la propiedad, los derechos de la mujer, los derechos en el matrimonio, los derechos de los menores, los derechos de los esclavos, el homicidio, muerte y lesiones. 

Las leyes no admiten excusas ni explicaciones en caso de errores o faltas.

En dicho código se fija la responsabilidad entre amo y obrero. Éste tiene que recibir un salario mínimo y gozar de tres días de vacaciones cada mes. 

El código no distingue entre derecho civil y penal, es decir, se dan leyes que regulan nos asuntos de la vida cotidiana y leyes que castigan los delitos. Se regulan el trabajo asalariado, el comercio, los préstamos, los alquileres, las herencias, los divorcios, la propiedad, las penas por delitos de robo, asesinato, etc. La pena suele ser mayor si el delito ha sido intencionado y menor si ha sido un accidente; también es mayor si la víctima ha sido un hombre libre y menor si ha sido un esclavo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario