miércoles, 27 de febrero de 2013

Castillo de Vila-romà

Como su nombre indica, Vila-romà (Villa Romana), sus orígenes son muy antiguos, posiblemente construido sobre una villa romana, que a su vez fue construida sobre un asentamiento íbero. Lo que hoy se conserva se data en la época visigoda, basándonos en una pared construida con la técnica opus spicatum, un tipo de construcción visigoda.

En el año 1277 la familia Alemany, que había sido propietaria del castillo, lo vende con todas sus posesiones a la mitra de Gerona. Cumpliendo las órdenes dadas en el testamento por Pere Alemany: "Vender el castillo a una entidad religiosa para que se me perdonen todos los males que he cometido". Sin dejar claros cuales eran esos males.

El obispo de Girona, Pere de Castellnou, compra el castillo por 25.000 sueldos. El rey Pedro III, el Grande, de Aragón compra el castillo de Sant Esteve de mar, por 7.000 sueldos. Ambos aliados compran los castillos importantes del término para fundar la villa y el puerto de Palamós, con la intención de reunir una flota para conquistar Sicília.

El castillo de Vila-romà será para siempre más posesión de la mitra de Girona, hasta la abolición del antiguo régimen. El obispado lo dejará en feudo a varias familias de Vila-romà. A partir del siglo XV, con la despoblación del valle de Vila-romà, en favor de Sant Joan de Vila-romà y Palamós, el castillo sufrirá épocas de abandono, hasta que los invasores franceses lo dinamiten en el año 1814.

El castillo, está presente en leyendas y historias que nos hablan de bandoleros y fantasmas, y del testamento del ultimo Señor de Vila-romà en el cual la leyenda cuenta que dijo: "... que el mal no salga de estos muros nunca más...". Los más mayores aseguran que el alma de Pere Alemany, atormentada por los pecados cometidos, aún deambula entre los muros del castillo.

En el siglo XV, según los inventarios de la mitra, el castillo estaba formado por 3 habitaciones, 2 cocinas, una bodega, un almacén, el pórtico, la planta noble y en la torre norte había una capilla dedicada a San Antonio, lujosamente decorada con los colores del escudo de Palamós. Entre los utensilios destacan ballestas y escudos, recuerdo de los tiempos de la familia Alemany, ropas y banderas que portaban la insigna del castillo.

Señores de Vila-romà

  • Alemany de Vall-llobrega (1137 - 1174).
  • Pere Alemany y Adelaidis de Vall-llobrega (1174 - 1258).
  • Pere Alemany y Blanca (1258 - 1277).
  • Pere de Castellnou, obispo de Gerona, pasa a la mitra de Gerona, que enfeuda el castillo a varias familias terratenientes:
    • Los Arenys, siglos XIV y XV.
    • Los Ribes, siglos XV y XVII.
    • Los Antoniet, siglos XVIII y XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario