domingo, 30 de diciembre de 2012

Petronila de Aragón (1136 - 1173). Reina de Aragón y Condesa de Barcelona. Hija de Ramiro II el Monje e Inés de Poitiers.

Fue concebida para dar continuidad a la dinastía de Aragón. Tras morir el rey Alfonso I el Batallador sin descendencia, se proclamó al rey religioso Ramiro, hermano de Alfonso I. Ramiro II, apodado "el monje" se casó con Inés de Poitiers, y de ese matrimonio nació la princesa Petronila de Aragón. Un año más tarde se firman, en Barbastro, las capitulaciones matrimoniales con el Conde de Barcelona Ramón Berenguer IV. Se zanjaban así los problemas de sucesión del Reino de Aragón. Ramiro II se retiró al monasterio de San Pedro el Viejo en Huesca, conservando para si el título de rey, e Inés, volvió a Francia. Petronila fue educada en la corte condal de Barcelona.

La boda de Petronila con Ramón Berenguer IV se celebró 13 años más tarde en Lérida, al alcanzar la princesa la edad requerida por el Derecho Canónico para consumar el matrimonio, 14 años.

En marzo de 1157 nacía en Huesca el primogénito de la pareja real, llamado indistintamente Alfonso y Ramón, que reinará con el nombre de Alfonso II en honor a Alfonso I. Tras la muerte de Ramón Berenguer IV en 1162, Petronila abdicó en favor de su hijo el Reino de Aragón y el Condado de Barcelona. Tras renunciar a su corona y a segundas nupcias, vivió privada y santamente el resto de sus días. Murió en Barcelona en el año 1173. Fue enterrada en la Catedral de Barcelona.


En marzo de 1157 nacía en Huesca el primogénito de la pareja, llamado indistintamente Alfonso y Ramón, que reinará con el nombre de Alfonso II en honor a Alfonso I. Tras la muerte de Ramón Berenguer IV en 1162, Petronila abdicó en Alfonso II el Reino de Aragón y el Condado de Barcelona en documento fechado el 18 de julio de 1164.3 4 5 Tras renunciar a su corona y a segundas nupcias, vivió privada y santamente el resto de sus años.7 Murió en Barcelona el 15 de octubre de 1173. Fue enterrada en la Catedral de Barcelona.6

No hay comentarios:

Publicar un comentario