martes, 28 de agosto de 2012

Anécdotas y curiosidades de los romanos

  • Para los romanos el muérdago era un símbolo de la paz. Por eso se usa en Navidad.

  • Tras la poda, con las ramas de los árboles, las mujeres que deseaban quedarse embarazadas eran azotadas ritualmente.
  • Las sacerdotisas de Venus ejercían la prostitución sagrada en honor a dicha diosa. Con el paso del tiempo, el nombre de la diosa pasó a denominar a la mujer que ejercía la prostitución.
  • La prostitución era considerada un bien social.
  • El verbo fornicar proviene de la fornices, que eran las celdas donde las prostitutas recibían a sus clientes.
  • El Leno (actual proxeneta) era el encargado de mantener el orden y cobraba una comisión del servicio de la prostituta.
  • Para los romanos había 3 tipos de prostitutas: la prostituta (que está dispuesta), que era la que entregaba su cuerpo a quien ella deseaba; La Pala (sin elección), que aceptaba cualquiera que pudiera pagar el precio demandado; y por último, la Meretrix (la que gana), que era la que se ganaba la vida por si misma.
  • Cada prostituta tenía en la entrada de su celda un dibujo con el que referenciaba su especialidad.
  • Las prostitutas consideraban la felación (fellatio) como el vício más repugnante que un cliente podía pedir. Era el servicio más caro debido a la falta de higiene de algunos clientes.
  • Las prostitutas y mujeres de costumbres licenciosas debían vestir con una túnica corta para diferenciarlas del resto de mujeres romanas.
  • Las Statio Cunnulingiorum eran los lugares donde los gigolós se ofrecían para practicar sexo oral a sus clientas.
  • Las mujeres romanas, para evitar quedarse embarazadas, buscaban amantes castrados.
  • La menta era considerada un afrodisíaco. En tiempo de guerra, se prohibió su cultivo y las infusiones de dicha planta, para no debilitar a los soldados.
  • El peor crimen que podía cometer una mujer era el adulterio, el cabeza de família podía repudiarla si la sorprendía cometiendo tal acto y hacerla ejecutar tras un juicio ante el tribunal familiar.
  • Las mujeres, y en especial las matronas romanas, pagaban grandes sumas de dinero por pasar la noche con un gladiador, e incluso algunas ponían como condición que no se lavaran después de la lucha.
  • Si en la noche de bodas, el marido no era capaz de desflorar a su esposa, esta debía consumar el coito con una imagen de madera del dios Príapo. Este dios era representado con un gran falo erecto.
  • Para que en la noche de bodas al novio no le faltara energía, las madres de las novias colocaban una jarra de miel junto al lecho.
  • Las mujeres romanas consideraban bello que las cejas estuvieran unidas sobre su nariz, para conseguir dicho efecto se aplicaban una mezcla de huevos de hormiga y moscas secas.
  • El 25 de diciembre coincidía con la festividad del solsticio de invierno y la festividad de diversos dioses romanos y germanos. En la noche del 24 al 25 de diciembre los romanos celebraban el Natalis Solis Invicti (el nacimiento del sol invicto).





No hay comentarios:

Publicar un comentario