martes, 29 de mayo de 2012

Helena de Constantinopla

Flavia Iulia Helena, también conocida como Santa Elena, Santa Helena y Helena de Constantinopla (Drépano, 250 d.c - roma 329 d.c), fue una emperatriz romana y santa de las iglesias Católica y Ortodoxa.

Probablemente nació en Drépano (actual Trapani), en Bitinia, al noroccidente de Anatolia, Turquía, y que fue renombrada Helenópolis por su hijo Constantino I. Aunque supuestamente era hija de un sirviente, ello no impidió que fuese la primera esposa del tetrarca Constancio Cloro.

Constancio Cloro la tomó como concubina, luego como esposa y más tarde se divorció de ella en 292 para casarse con la hijastra de Maximiano, Flavia Maximiana Teodora. El hijo de Helena, Constantino, se convirtió en emperador del Imperio Romano y, después de su coronación, ella tuvo una destacada presencia en la corte imperial. Ya reinando Constantino se convirtió al cristianismo, influyendo sobre su hijo en favor del cristianismo.

Es considerada por los Ortodoxos y Católicos como Santa, famosa por su piedad. Eusebio tomó detalles de su peregrinaje a Tierra Santa y otras províncias del Medio Oriente. Es tradicionalmente conocida por buscar las reliquias de la cruz de Cristo (Verdadera Cruz), y buscar los restos de los Reyes Magos, que actualmente se conservan en la Catedral de Colonia. En su búsqueda de la cruz donde murió Jesucristo, demolió el templo erigido a Venus en el Monte Calvario e hizo cavar, hasta que le dieron noticias, en los primeros días de mayo, de haber encontrado la Cruz. Elena mandó construir un templo allí y otro en el Monte de los Olivos.

Su día festivo se celebra en la Iglesia Cristiana Ortodoxa con el de su hijo Constantino, el 21 de mayo. La Iglesia Católica Romana la conmemora el 18 de agosto. En el santoral católico, esta santa es considerada patrona de la arqueología, la conversión y de los matrimonios difíciles.

Su iconografía habitual la muestra como emperatriz romana, vestida con ricos ropajes, y portando casi siempre la Vera Cruz, y a veces con su hijo Constantino. Es muy habitual la representación del momento del hallazgo de las reliquias (Invención de la Cruz) en el Monte Calvario y los prodigios y milagros subsiguientes. Artistas como Piero della Francesca o Pedro Berruguete ilustraron estos episodios legendarios.

En Inglaterra, en una leyenda posterior, mencionada por Geoffrey de Monmouth, se dice que fue hija del rey bretón Coel, que se alió con Constancio para evitar la guerra entre los bretones y Roma.



No hay comentarios:

Publicar un comentario