miércoles, 29 de febrero de 2012

Leonor de Aquitania

Leonor de Aquitania (Éléonore de Guyenne, en francés, o Eleanor of Aquitaine en inglés) (n. Poitiers 1122 - m. Fontevraud - l'Abbaye 1204). Fue duquesa de Aquitania y Guyena y Condesa de Gascuña por derecho propio, así como reina consorte de Francia e Inglaterra.

Fue la hija mayor de los tres vástagos nacidos del enlace entre Guillermo X de Aquitania y Leonor de Châtellerault.

En 1130 murió su único hermano, Guillermo, convirtiéndose en la heredera del ducado de Aquitania. Al fallecer su padre, durante una peregrinación a Santiago de Compostela, Leonor tomó posesión del inmenso ducado de Aquitania, que iba desde el Loira hasta los Pirineos. A los 15 años de edad contrajo matrimonio en Burdeos, con el Delfín Luis VII de Francia, un año mayor que ella. Ese mismo año ascendieron al trono francés y 8 años más tarde nació su primera hija, María de francia, futura condesa de Champaña.

Las desavenencias entre la pareja empezaron muy pronto, cuando la reina apoya el matrimonio ilegítimo de su hermana Petronila con el conde Raúl I de Vermandois, mientras que el rey enviaba a su hermano Roberto a invadir Vermandois en castigo por la bigamia del conde. Su comportamiento emanicipado y liberal fue duramente criticado por la corte y por la Iglesia y, también, por su propia suegra (Adelaida de Saboya). Pero nada de esto le importaba al Rey francés, que estaba muy enamorado de ella.

En 1147, la regia pareja marchó a la Segunda Cruzada, movidos por la predicación de Bernardo de Claraval. El rey no permitió de buen grado que su esposa lo acompañara, pero Leonor, en calidad de duquesa de Aquitania y por tanto mayor feudataria de Francia, insistió en partir como los demás señores Feudales.

Durante su estancia en Antioquía, la relación de la reina con su tío Raimundo de Poitiers, dio lugar a toda clase de murmuraciones que provocaron la discordia entre el rey y la reina. Luis la obligó a volver con él a la fuerza. En su camino a Francia, se detienen en Roma donde el Papa trata de reconciliarlos, pero la pareja estaba irremediablemente distanciada. Leonor consiguió la anulación de los esponsales, basándose en un parentesco entre ambos. El precio que puso a esta separación fue la conservación de sus dominios.

El 18 de mayo de 1152 Leonor contrajo matrimonio, en la Catedral de San Andrés de Burdeos, con Enrique II de Inglaterra (de la casa de Plantagenet), uniendo el ducado de Aquitania a las posesiones francesas del príncipe inglés: Anjou, Maine y Normandía. Formando, de este modo, el Imperio Angevino. De este matrimonio nacieron 8 hijos:


  • Guillermo Plantagenet (n. 1153 - m. 1156), conde de Poitiers.
  • Enrique Plantagenet (n. 1156 - m. 1183), Rey de Inglaterra, Duque de Normandía y Conde de Anjou.
  • Matilde Plantagenet (n. 1156 - m. 1189), Duquesa de Sajonia.
  • Ricardo Plantagenet (Ricardo Corazón de León) (n. 1157 - m. 1199), Rey de Inglaterra, duque de normandía y conde de Anjou.
  • Godofredo Plantagenet (n. 1158 - m. 1186), duque de Bretaña.
  • Leonor Plantagenet (n.1170 - m 1214), Reina de Castilla.
  • Juana Plantagenet, Reina de sicilia.
  • Juan Plantagenet (Juan Sin Tierra), Rey de inglaterra.
En su corte, establecida básicamente en Poitiers, tuvo gran auge la lírica caballeresca, siendo mecenas de varios trovadores. La existencia de una amante por parte del Rey, provocó el enfrentamiento entre Leonor y Enrique II y, a partir de 1173, Leonor promovió la rebelión de sus tres vástagos contra el rey. Tras reprimir dicha rebelión, el rey ordenó encarcelar a Leonor, primero en Chinon y luego en Salisbury, donde permaneció encerrada hasta la muerte de Enrique II en 1189.

Leonor se convirtió en la regente de los territorios angevinos durante las ausencias de su hijo Ricardo. Tras la vuelta de su hijo de la Tercera Cruzada, Leonor se retiró a la Abadía de Fontevrault. La muerte de Ricardo, en 1199, hizo que Leonor abandonara de nuevo su retiro hasta conseguir la coronación de su otro hijo Juan, relegando a su nieto, el duque Arturo I de Bretaña, al que prácticamente no conocía.

En 1200, con casi 80 años, decide viajar hasta el Reino de Castilla, cruzando los Pirineos, para escoger entre sus nietas, las infantas de Castilla (hijas de su hija Leonor y de Alfonso VIII de Castilla) a la que sería la esposa del hijo de Felipe II Augusto, el futuro Luis VIII. La escogida sería Blanca, una de las reinas de Francia más célebres, regente del reino franco en tres ocasiones, modelo de virtud y habilidad política.

Murió en 1204, a los 82 años, siendo sepultada en la Abadía de Fontevrault junto a su esposo Enrique y su hijo Ricardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario