martes, 31 de enero de 2012

Catalina I de Aragon

Catalina de Aragón (Alcalá de Henares, 15 dic de 1485 - Kimbolton Castle, Inglaterra 7 de enero de 1536). Infanta de Aragón y Castilla, hija de los Reyes Católicos, fue reina consorte de Inglaterra como la primera de una lista de un total de 6 esposas del rey Enrique VIII Tudor. Fue la madre de la Reina María I de Inglaterra.

Nacida en el Palacio arzobispal de Alcalá de Henares, fue la menor de las hijas del rey Fernando II el católico y de la reina Isabel I la Católica. Era tataranieta del rey Eduardo III de Inglaterra y prima en cuarto grado del rey Enrique VIII y de la reina Isabel de York. Esta hija era la que más se parecía a su madre: rubia, de ojos claros, decidida e inteligente. Catalina recibió una esmerada educación apegada al catolicismo digna de una futura reina, aprendiendo lenguas romances de la península ibérica, francés, flamenco, inglés, latín y español. También fue instruida en danza y música. A los 6 años contempló la emocionante y vistosa toma de Granada. Allí se quedó a vivir con sus padres, porque Isabel y Fernando siempre consideraron que la capital de España solo podría ser la ciudad de Granada. Pasaron los años y Catalina abandonó Granada junto con su família para instalarse en Santa Fe.

Catalina fue prometida en matrimonio en el año 1489 con el príncipe Arturo de Gales, primogénito de Enrique VII de Inglaterra, en el llamado tratado de Medina del Campo. A Catalina le causó un gran daño moral abandonar la Alhambra, ya que allí había pasado su niñez y adolescencia. A la edad de 15 años, el barco de la infanta levó anclas desde La Coruña hacia Inglaterra.

Tras 1 mes de navegación, Catalina llegó al puerto de Plymouth, donde fue recibida por el obispo de Bath, representante del príncipe. El 14 de noviembre fue desposada por el desconocido y enfermizo Príncipe de Gales en St. Paul's Cathedral de Londres. Causó una gran impresión en el Rey de Inglaterra. Como príncipe de Gales, Arturo fue enviado a Ludlow's Castle en Shropshire para presidir el consejo de Gales y fue acompaádo por la ahora princesa de Gales. Unos pocos meses después, el príncipe murió a causa de una epidemia conocida como el sudor inglés, dejando una princesa viuda y virgen.

Los intereses de ambas coronas, la pérdida de una cuantiosísima dote por parte de los españoles y la pérdida de un fiel y poderoso alidado por los ingleses, llevaron a negociar el matrimonio de Catalina con el siguiente en la línea de sucesión, el príncipe Enrique, hermano del difunto Arturo, que solo tenía 11 años. Catalina testificó que debido a la juventud y carácter enfermizo del príncipe, el matrimonio no había sido consumado, hecho que fue certificado con una dispiensa del Papa Julio II para que el matrimonio con Enrique fuera posible.

En 1509 murió el rey Enrique VII de Inglaterra. Su hijo asumió el reinado como Enrique VIII de Inglaterra, de la dinastía Tudor, mostrando su deseo por casarse cuanto antes con la infanta española. Por esa razón, dos meses más tarde, en la Grey Friars Chapel, Catalina fue nuevamente desposada tras una larga espera de 7 años llena de incertidumbre. Tenía 23 años mientras que el rey acababa de cumplir 18. Tanto como princesa de Gales como siendo reina, Catalina fue extremadamente popular entre el pueblo inglés. Llegó a gobernar la nación inglesa como regente, mientras Enrique invadía Francia. Catalina, en persona, cabalgó al frente de las tropas de reserva que derrotaron y dieron muerte al rey de Escocia en 1513. Para entonces Catalina había dado a luz a una niña muerta y había visto morir al heredero al trono.

 Fue un matrimonio feliz para ambos (con infidelidades por parte del rey) durante 18 años, hasta que Enrique VIII comenzó a preocuparse seriamente ante la necesidad de un heredero varón y el fin de la fertilidad de la reina.

Durante su matrimonio tuvieron varios hijos:

  • Un hijo (1510), murió en el pos-parto.
  • Enrique (1 de enero de 1511 - muere 52 días después), Principe de Gales y Duque de Cornualles.
  • Un aborto (1513).
  • Enrique (1514 - muere al mes de nacer), Príncipe de Gales y Duque de Cornualles.
  • María I de Inglaterra (1516 - 1558), Princesa de Gales y Duquesa de Cornualles, posteriormente fue Reina de Inglaterra e Irlanda. Reina consorte de España, Nápoles, Sicilia y Cerdeña. Duquesa consorte de Milán y Borgoña y Soberana consorte de los Países Bajos.
  • Otro aborto (1518).

El nacimiento de un varón se hacía esencial para el soberano.

La dinastía Tudor era nueva y su legitimidad estaba aún en entredicho. Ninguna reina había gobernado exitosamente en Inglaterra por derecho propio.

En 1520 el sobrino de Catalina, Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y rey de España, visitó Inglaterra, y la reina comenzó rápidamente una política de conseguir una alianza tanto con él como con Francia. Inmediatamente después de la partida del emperador, la reina acompañó al rey a Francia, para una visita a Francisco I de Francia, recordándose el encuentro como el campo de la tela de oro. Sin embargo, a los 2 años, se declaró la guerra contra Francia y nuevamente el emperador fue recibido en Inglaterra para hacer planes sobre el matrimonio de la princesa María.

El rey, enamorado de Ana Bolena, solicitó la nulidad eclesiástica a la Iglesia Católica con el pretexto de que su matrimonio era ilegítimo por haber sido Catalina su cuñada. La actitud inicialmente favorable del Papa Clemente VII se modificó ante la negativa de Catalina y las presiones del emperador Carlos V, poco dispuesto a ver comprometida su estrategia y defensor de su tía.

En plena efervescencia protestante, la cuestión se convirtió en una viva polémica sobre la primacia papal. Por último, Enrique se casó con Ana Bolena, ya embarazada de la futura reina Isabel I. El arzobispo de Canterbury, Thomas Cranmer, anuló el matrimonioo del rey con Catalina. Enrique VIII se separó de la obediéncia a la Iglesia Católica de Roma y se hizo reconocer como jefe supremo de la nueva Iglesia de Inglaterra.

Catalina y María fueron confinadas sucesivamente en Ampthill's Castle, en Buckden's Castle y en Kimbolton's Castle, donde Catalina murió a la edad de 50 años, víctima de un cáncer de corazón.

Aunque nunca renunció al título real, fue enterrada en Peterborough's Cathedral con un funeral propio de Princesa viuda en lugar de una reina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario