martes, 23 de agosto de 2011

Las buenas maneras en la mesa medieval

"Acuérdate de limpiarte la boca antes de beber de la copa"

Este es uno de los consejos que en el año 1200 daba un anciano señor a un jóven que quería figurar entre la alta sociedad e la época. Ya en la Edad Media se codificaban una série de normas de buena educación en la mesa. 
Por cada comensal se colocaba un cuenco de cerámica o madera (para los caldos) y, debajo de éste, una espécie de plato llano que podía estar hecho de cerámica, arcilla, madera o pan (en este caso llamado mensa). Finalmente, se servía una cuchara y correspondía a cada comensal el traerse un cuchillo. Cada dos personas se colocaba un jarro o copa de la que sorber la bebida. El mantel ya se conocía y se utilizaba, pero solo se ponía en la mesa de los más ricos.

De esta manera nació el "tratado de buenas costumbres" que aconseja sobre cómo comportarse en la mesa:

  1. No puedes hablar con la boca llena y debes masticar en silencio sin que se te vea lo que tienes en la boca.
  2. Límpiate la boca antes de beber, para no molestar a tu vecino que se servirá de la misma copa.
  3. No te limpies las manos en la chaqueta o el mantel, sinó en la servilleta o el aguamanil.
  4. No te limpies los dientes con el cuchillo y no emitas ningún ruido que pueda provocar asco a la persona que se sienta junto a tí.
  5. No cojas la ración más grande i no revuelvas en las porciones ya cortadas buscando el bocado más exquisito.
  6. Pon atención en no manchar tus vestiduras ni las de los demás comensales.
  7. No estropees la servilleta ni hagas nudos con ella, úsala para limpiarte las manos y la boca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario