miércoles, 10 de agosto de 2011

LA MUJER EGIPCIA

El egipcio de aquel tiempo reconoce a la mujer, no como igual al hombre, pero sí como un complemento. Por otra parte, la literatura egípcia no vacila en presentar a la mujer como frívola, caprichosa y poco fiable, pero a pesar de todo, las egipcias se beneficiaron de una posición que se encuentra en pocas sociedades.

Igualdad legislativa

En la família, la mujer era la "dueña de la casa" a diferéncia de las sociedades griega y romana. Hombre y mujer eran iguales ante la ley, en contraste con el derecho griego y romano. Ellas podían manejar su heréncia o estar al frente de su propio negocio y, también, podían dedicarse a la medicina.

Al casarse la mujer mantenía su nombre, lo que es natural ya que el matrimonio no constaba como un acto admnistrativo ni tampoco era una desmostración religiosa. Simplemente, ratificava el hecho que un hombre y una mujer deseaban convivir juntos.

El esposo debía garantizar el bienestar de su esposa, incluyendo el plano material. Por supuesto, no siempre las cosas transcurrían de forma idílica y estaba permitido el divorcio. Se dava por iniciativa tanto de la mujer como del hombre indistintamente. Si procedía del esposo, tenía que ceder una parte de los bienes a su esposa; si, por el contrario, procedía de la mujer esta tenía la misma obligación pero en menor medida. Existía la posibilidad del recurso de Administración, para recuperar los bienes del hogar, aúnque aquélla no hubiera intervenido en el matrimonio. La mujer podía ganar el juicio y casarse de nuevo.

La mujer era considerada la compañera del esposo y solía acompañarle en múltiples ocasiones a cazar y pescar y a veces desempeñaba un papel de consejera, incluso en asuntos políticos. Los hijos, frecuentemente, se designaban con el nombre de su madre ya que el de su padre era secundario. En las famílias acomodadas la mujer tenía sus propias estancias, el opet, donde convivía con sus hijos y la servidumbre. Es importante mencionar que las propiedades pasaban de madres a hijas.

Reinas

Raras son las civilizaciones en las que la mujer podía acceder al trono. En la sociedad egípcia la sangre real era el factor de legitimidad divina, esa legitimidad la transmitían las mujeres, por lo que los herederos varones hijos se esposas secundárias solían casarse con las hijas de la Gran Esposa Real. Así los egipcios prefirieron ser gobernados por una mujer de sangre real que por un hombre que no la tuviera. Por eso, en tiempos de crisis succesorias, las mujeres tomaban el poder.

Entre las reinas más conocidas están:

  1. Nitocris.
  2. Neferusobek.
  3. Hatshepsut.
  4. Semenejkara.
  5. Tausert.
  6. Cleopatra VII.
Funcionarias

Entre las mujeres que fueron funcionarias de alto rango, se puede citar a Nebet, una primera magistrada de la Dinastía VI. Las mujeres ocuparon diferentes puestos de escriba de diferentes categorías en la administración, cargos muy importantes ya que en sus manos estaba la economía del país.

Plañideras.

Eran mujeres a las que se pagaba para que acompañaran el cortejo fúnebre, al que precedían danzando, llorando y lamentándose, en recuerdo del difunto. Vestían totalmente de blanco o azúl y usaban pelucas rizadas de las que se arrancaban los cabellos.Tambien se las llamaba "Cantoras de la diosa Hator".

Empresarias

La mujer egipcia mantenía su independencia después del matrimonio y podía tener su propio negocio, pudiendo ejercer una ámplia variedad de oficios: había comadronas, tejedoras, intendentes... o bien colaboraban en el negocio de su esposo, ayudándole. Esto último era particularmente frecuente en el caso de los campesinos, entre los cuales era habitual compartir el trabajo entre toda la família.





No hay comentarios:

Publicar un comentario