jueves, 25 de agosto de 2011

La família egipcia

La mujer

Mantenía su nombre, una cierta independéncia e incluso su trabajo: habían comadronas, tejedoras, intendentes o bién colaboraban en el negocio de su esposo. Adquirían rango al casarse: se convertían en las administradoras del patrimonio familiar y eran las encargadas de organizar el hogar. Solían prestar mucha atención a su aspecto, mimando especialmente su peinado y maquillaje. 
Matrimonio

Comenzaba, por lo general, cuando la pareja se iba a vivir junta, las mujeres entre los 12 y 14 años y los hombres sobre los 16.; sin ningún tipo de sanción oficial, salvo la firma de un contrato privado en el que se detallaban los bienes de cada componente de la pareja: la boda se celebraba en família porque era considerado un asunto privado. La monogámia o la poligámia era una cuestión práctica, sin trascendéncia jurídica o moral: al tener la esposa e hijos derecho a parte del patrimonio del esposo, esta cuestión influía en la decisión de tener o no una segunda esposa, o que ésta fuese una esclava.

El divorcio.

Era también una cuestión privada, podía ser solicitado por cualquiera de los cónyuges, por motivos tan amplios como el adulterio, la esterilidad, la fealdad de la esposa o el esposo, etc. La esposa podía llegar a recuperar los bienes que poseía antes del matrimonio, si estos se habían establecido en el contrato matrimonial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario